Enuresis nocturna

Enuresis nocturna (Mojar la cama)

Enuresis nocturna (Mojar la cama)
5 (100%) 2 Votos

Cuando mojar la cama se convierte en enfermedad

Esta molestia de despertar con la cama húmeda es común en la infancia ya que el mecanismo urinario del niño de   cinco años de edad está madurando. El problema es cuando el niño crece y continúa empapando las sábanas.

Después de los cinco años, este problema se convierte en una enfermedad llamada enuresis nocturna, y es cuando el niño se orina en la cama mientras duerme. Existe también la enuresis diurna, pero es más difícil de que pase.   Por lo general, ocurre cuando el niño se hace pipi por seguir jugando o tiene alguna alteración en la vejiga. 

Esta enfermedad afecta a su autoestima, y a menudo estos niños son agredidos ​​o reciben castigo por haberse orinado en la cama. Las actividades sociales como dormir en la casa de un amigo son  limitadas y los niños terminan siendo tímidos debido a esta enfermedad.

Cerca del 15% de los niños llegan a tener enuresis nocturna. Es una enfermedad que precisa ser  tratada por un especialista y, contrariamente a lo que piensan muchos adultos, no es de capricho, rebeldía, ni ninguna forma de llamar la atención.

Si algunos de los padres tuvieron enuresis cuando eran niños, la posibilidad de que su hijo llegue a tener el mismo problema es del 44%. Si el padre y la madre sufrieron de enuresis en la infancia, la probabilidad aumenta al 75%.

Las causas pueden ser diversas como problemas hormonales, alteraciones anatómicas, problemas en la vejiga, alteraciones neurológicas, musculares, infecciosas o psicológicas.

La enuresis nocturna afecta más a niños que a las niñas. Por cada una nena, tres chicos son los que tienen esta enfermedad. Las nuevas técnicas de motivación están siendo utilizadas para curar a más de la mitad de los niños con enuresis nocturna.

El primer cambio en la vida de los niños es en relación a la alimentación. Los alimentos que irritan la vejiga y causa estreñimiento deben evitarse, tales como chocolate, café, refrescos de cola y naranja.

La ingesta de líquidos también debe ser controlada en las horas previas a irse a dormir. Hay una hormona antidiurética producida por una glándula del cerebro, la glándula pituitaria, que actúa sobre los riñones para disminuir la producción de orina durante la noche y la mayoría de los niños con enuresis sufre de una deficiencia de esta hormona.

Ejercicio para asegurar el pipi – Otro paso es concientizar al niño de todo el proceso urinario y orientar algunos ejercicios para tratar de controlar su voluntad al orinar.

La enuresis puede mejorar de forma espontánea, pero hay casos en los que se extienden hasta la edad adulta. Mientras más temprano sea la enfermedad diagnosticada y tratada, menor será el impacto en la vida del niño.

Enuresis nocturna

Consejos

Haga que su hijo beba mucha agua a la vez, para que el cerebro del niño comience a hacerle frente a la sensación de tener la vejiga llena.

No regañe o castigue al niño, este necesita ser tratado. Ningún niño se orina en la cama porque quiere.

A veces, un niño que ya no se ha orinado más en la cama retorna de hacerlo debido a algún cambio como la llegada de un hermanito o separación de los padres. Su estado emocional se ve perjudicado. En este caso, debe darle un poco más de atención al pequeño y no reprimirlo porque moje la cama.

Deja un comentario